Blog de Acuariofilia, Biología y Medioambiente (Antonio Castro)

Blog sobre Acuariofilia, Biología, Medioambiente, Mundo animal, Maltrato Animal, Medioambiente, Biodiversidad, Cambio Climátido…

Categoría: Ecosistemas

La acuariofilia en las escuelas aportaría beneficios educativos a la sociedad.

Creo que la acuariofilia no es una simple afición, o mejor dicho, no tiene por qué serlo.

El mantenimiento de peces implica seguir unas reglas que podrían ser llevadas a cabo de forma más o menos rutinariaria. Aún así, siempre estaremos expuestos a la posibilidad de diferentes formas de ruptura del equilibrio en el acuario que tenemos que aprender a detectar y corregir. Mantener los parámetros fisicoquímicos estables de un ecosistema acuático cerrado donde se mantienen seres vivos, no es algo trivial y suele comportar el aprendizaje y la comprensión de una amplia serie de técnicas y de principios científicos.

Todo ello ocurre con el simple objetivo de que no se mueran los peces, porque a diferencia de los animales terrestres, los acuáticos tienen una dependencia del medio que les rodea incomparablemente mayor. Alterar el agua donde viven es como alterar su sangre.

Si lo que deseamos es conseguir el objetivo de reproducir una nueva especie, nos encontraremos con algo mucho más exigente. Aparece entonces la componente de reto, desaparece la rutina y  la acuariofilia se vuelve mucho más interesante.

Al marcarnos como objetivo la reproducción de una especie nueva, la acuariofilia nos ayuda a desarrollar una serie de cualidades personales tales como:  el amor a la naturaleza, la paciencia, la perseverancia con ensayos de prueba y error, la curiosidad que nos impulsará a la búsqueda de la información de los expertos en diferentes temas, etc.

Todo ello nos hace mejores. Llegados a este punto la acuariofilia se convierte en una afición que necesita ser compartida para el intercambio de experiencia y conocimientos.

La acuariofilia es una afición muy completa que hace uso de un amplio abanico de técnicas multidisciplinares.

Con el desarrollo de esta afición aprendemo a valorar la importancia de la biodiversidad, no en vano los ecosistemas de agua dulce son los ecosistemas más frágiles y más amenazados del planeta.

Vivimos en un mundo herido, que ha perdido de vista el objetivo de la sostenibilidad. Si no recuperamos la prioridad de la sostenibilidad, terminaremos perdiéndolo todo porque nosotros al igual que los peces, vivimos en un ecosistema cerrado. El tamaño de la biosfera es grande pero finito y estamos agotando nuestros recursos, contaminando las aguas que bebemos, y el aire que respiramos. Nos hemos apartado del mundo rural y hemos perdido un contacto muy necesario con la naturaleza.

Estamos sobrecalentando el planeta, estamos provocando una crisis de biodiversidad y todo ello pone en peligro el único hogar del que disponemos. Sin la sensibilidad adecuada y sin la educación correcta, seremos víctimas fáciles de la avaricia de unos pocos que por su poder financiero serán los últimos en padecer las consecuencias de sus actos.

Estoy convencido de que este mundo sería mucho mejor si en las escuelas, al menos durante uno o dos años, se enseñara la acuariofilia como parte de una asignatura de ciencias naturales.

 

 

Fotos de criaturas de las profundidades.

Pterosyllis finmarchica

Pterosyllis finmarchica

Son de este mundo y parecen alienígenas.

Bajo el océano Glacial Ártico, en la costa noroeste de Rusia, existen increíbles criaturas que han evolucionado en uno de los lugares más remotos y vírgenes de la Tierra y que no parecen de este mundo. La temperatura del agua, donde apenas llega la luz, está casi siempre bajo cero y las criaturas que viven en este ambiente hostil se han adaptado para sobrevivir a unas condiciones muy duras. Una selección de 18 criaturas fascinantes que no parecen de este mundo, fotografiadas en las profundidades del mar de Barents, en el golfo de Vienanmeri.

PD:

El texto contiene un error. El agua líquida no puede estar a bajo cero (salvo casos muy excepcionales de agua muy quieta y sobreenfriada).

Además, el agua profunda está a cuatro grados centígrados por ser la temperatura a la que el agua presenta mayor densidad. Es una rareza del agua que al enfriarse de cuatro a cero grados se dilata (Por debajo de cero grados obviamente se congela).

Los arrecifes de coral, en peligro por el cambio climático.

Corales del Zoo Aquarium de Madrid

Corales del Zoo Aquarium de Madrid

Análisis de una grave amenaza medioambiental en ciernes:

Los arrecifes de coral son el refugio de cerca de 4000 especies de peces, 700 tipos de corales y miles de plantas y animales más.

Ya en 2004, un informe de la Red Mundial de Vigilancia de los Arrecifes Coralinos afirmaba que cerca del 70% de los arrecifes de coral del planeta ya habían sido destruidos o estaban en riesgo de desaparecer  http://www.tierramerica.net/2004/1211/noticias1.shtml.

Las políticas de protección o la carencia de las mismas han influido considerablemente en algunos casos. Brasil perdió en los últimos 50 años un 80% de los arrecifes de coral que tenía a lo largo de 3.000 km de la costa noreste del país. Esto ocurrió no solo por el calentamiento global, sino por culpa de la contaminación, y porque hasta hace un par de décadas hubo mucha extracción de corales para aprovechar su cal en la construcción.

Los arrecifes de corales se encuentran en situación de emergencia

Un grupo de científicos reunidos en el XII Simposio Internacional sobre arrecifes de corales, realizado recientemente en Cairns, Australia, indicaron que la situación de los arrecifes a escala internacional es realmente muy preocupante, y que se hallan en situación de emergencia. Distintas cuestiones ligadas al desarrollo de las zonas costeras y las emisiones de dióxido de carbono son las principales amenazas al respecto.

Según algunas pruebas de laboratorio, la decoloración y hasta la muerte de corales en todo el mundo en los últimos años podría ser explicada exclusivamente por el aumento de la temperatura de los océanos. Eso no quita para que otros muchos factores estén contribuyendo a empeorar el problema tales como: la elevación de la acidez del agua por CO2, rayos ultravioletas por debilitamiento de la capa de ozono, amenazas biológicas por microorganismos y por plagas de depredadores, extracción de corales con distintos fines y también contaminación por vertidos, entre otras.

Los corales a diferencia de otros animales viven en enormes colonias fijas al sustrato marino, y su migración a otras latitudes con menores temperaturas necesitaría mucho tiempo.

Según algunos estudios científicos, el cambio climático podría hacer desaparecer los arrecifes de coral en menos de 50 años. De hecho, en algunos lugares, como en el  Océano Índico ya han desaparecido El 90% de los arrecifes.

El problema contemplado a la luz de la acuariofilia marina:

Los corales son animales primitivos extraordinariamente sensibles. Los aficionados a la acuariofilia marina saben lo delicados que son y lo complicado que resulta mantener unas condiciones adecuadas para la reproducción de los corales en acuarios, pero los aficionados más serios se dedican a reproducirlos y se nutren del intercambio de ejemplares entre ellos más que del comercio. El comercio no solo les perjudica al bolsillo, sino que les crea un conflicto moral importante.

No todos los acuarios que exhiben corales tienen una política conservacionista que pasa ineludiblemente por tener la capacidad técnica y los medios para reproducir corales.

 

Instalaciones de reproducción de corales en el Zoo Aquarium de Madrid.

Instalaciones de reproducción de corales en el Zoo Aquarium de Madrid.

Conclusiones:

El papel de los corales podría estar siendo minimizado. Las emisiones de CO2 podrían tener un efecto de catalizador del cambio, pero seguramente actuar únicamente a ese nivel ya no sea suficiente para restablecer el ciclo del CO2 a las condiciones de equilibrio previas al fenómeno de la industrialización.

Los corales que retiran de la atmósfera una gran cantidad de CO2, lo hacen de forma muy duradera, porque otros consumidores de CO2 como las plantas terminan devolviendo el CO2 a la atmósfera cuando mueren. La fotosíntesis en el cómputo global, solo retira CO2 mientras se produce el aumento de biomasa y allí queda fijado solo temporalmente. Los incendios y las fermentaciones devuelven el CO2 a la atmósfera cerrando ese ciclo. Solo los restos orgánicos que van quedando sepultados pueden escapar a un rápido retorno a la atmósfera, pero también terminan originando los combustibles fósiles y el hombre los consume provocando el aumento de CO2.

Los corales representan una de las pocas opciones para fijar enormes cantidades de CO2 de forma muy permanente porque el carbonato cálcico no es combustible. Las rocas calizas son carbonato cálcico de origen marino y suelen tener muchos millones de años de antigüedad, y no solo eso, las magnitudes totales de CO2 involucradas en el equilibrio entre consumo y emisión de CO2 marino son muy importantes.

Por todo ello, la desaparición de los corales podría terminar afectando al equilibrio del planeta durante períodos de millones de años.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén