Una lección sobre sostenibilidad.

Hicieron el agujero y no pasó nada.

Tormentas importantes a lo largo de sus mil años de vida, seguramente aguantó unas cuantas, pero el agujero se hizo en 1870 (hace 147 años) y un árbol de 1000 años no muere de un día para otro. Lo hirieron de muerte en 1870 y ha caído ahora.

Pioneer Cabin Tree

Secuoya gigante Pioneer Cabin Tree

Un temporal de tormentas derriba el árbol túnel ”Pioneer Cabin Tree”

La burrada de hacerle un agujero ha generado, en los 147 años sigüientes, pingües beneficios por turismo, y ahora que ha caído tienen la propina de una buena madera, pero es un recurso natural que ya no disfrutaran nuestros descendientes.

La humanidad echa en falta ahora las cosas que hemos ido convirtiendo en dinero y que no pueden recuperarse. La insostenibilidad de nuestros modelos económicos no nos han llevado a reflexionar, sino a una huida suicida en la misma dirección de insostenibilidad.

Estamos en el mismo proceso que ese árbol. Nos hemos hecho un agujero en la base que nos sustenta y no pasa nada,  vivimos felices porque todavía seguimos en pie.

Share

Leave a Comment

Filed under Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *