Planorbis corneus, (Caracol cuerno de carnero)

El vídeo incide en algunas tomas de gran aumento. Explica la utilidad de este molusco como consumidor de algas y de residuos orgánicos en nuestros acuarios.

También se pone de relieve lo importante que es la observación de la microfauna en un acuario.

Características:

A diferencia de otros caracoles, los caracoles del género planorbis son inofensivos para las plantas. El género planorbis se caracteriza porque la espiral de la concha se desarrolla con forma aplanada. Podría decirse que es ubicuo ya que se ha dispersado por amplias zonas de todo el planeta por no ser muy exigente.

  • Necesita una temperatura entre 21 y 27 ºC.
  • PH entre 6.7 y 7.5
  • KH entre 5ºd y 1ºd

Pueden sobrevivir en agua bastante blanda, pero no es lo ideal para ellos. Para alcalinizar ligeramente el agua y aumentar un poco el nivel de dureza se puede usar pequeñas cantidades de carbonato de calcio y  de carbonado de magnesio. Venden estos productos deshidratados y en polvo porque de otra forma no se disuelven. También se puede recurrir a introducir alguna piedra caliza de pequeño tamaño, pero siempre habrá que vigilar que su acción no resulte excesiva para nuestro acuario.

Puede comer alimento fresco, pero es su capacidad de carroñero es lo que le convierte en un aliado importante de nuestros acuarios. Es capaz de localizar en muy poco tiempo el cadáver escondido de un pececillo y hacerlo desaparecer. También da buena cuenta del exceso de comida no consumida por los peces.

Es utilísimo en los acuarios de cría ya que respeta a los alevines y reduce la necesidad de cambios de agua al transformar los restos de comida sin consumir en heces. Estas no fermentan y son fáciles de eliminar por sifonado del fondo.

Únicamente debes evitar tener estos caracoles en los acuarios donde exista una puesta de huevos, ya que estos si que se los comerían. Los alevines evitan a los caracoles con suma facilidad tanto de día como por la noche.

Sus conchas pueden mostrar una considerable variedad de colores. En un acuario de conjunto, no suelen prosperar demasiado bien salvo que el acuario tenga algas, o un exceso de materia orgánica en descomposición y tampoco existan peces con mandíbulas fuertes capaces de picotearlos.

En el vídeo muestro una primera parte en la que los caracoles se alimentan de los restos de artemia. Cuando esto ocurre los caracoles cuerno de carnero se muestran con todo su esplendor. Ignoro la razón, pero la artemia es un excelente alimento para ellos.

En condiciones peores pueden llegar a presentar parásitos que no suelen ser peligrosos para los alevines. Todos los animales carroñeros tienen un sistema inmunitario que les permite resistir a muchos parásitos. No he tenido ningún problema con esto pero a pesar de que pueden vivir en ambientes contaminados conviene que esto no llegue a ocurrir.

En el vídeo podeis ver el estado en que me llegaron algunos caracoles. Pese a ello me hicieron un servicio estupendo y no causaron el menor problema. Los caracoles, como buenos carroñeros que son, pueden ser portadores de microorganismos, no necesariamente patógenos. En el vídeo se pueden apreciar algunos de estos huéspedes. La persona que me pasó estos caracoles también cría peces y por ello asumí que no existía peligro alguno para mis alevines, pero cuando los pude observar con gran aumento, admito que me llamó la atención el estado de estos caracoles. En un acuario con alevines de un cierto tamaño no suele acumularse microfauna ya que esos se comen cualquier animalillo con un tamaño adecuado para sus mandíbulas. Lo cierto es que mis alevines y mis caracoles llevan dos meses prosperando adecuadamente, y aquella microfauna inicial extraña ha desaparecido.

Una pequeña anécdota:

Trasladé al mi acuario comunitario de 465 litros el caracol de mayor tamaño, y que parecía más afectado que los demás. Recuerdo como el primer día que entró en aquel acuario, la Sewelia lineolata (un chupa algas) se pasó dos largos minutos chupeteándolo. Yo creo que lo desparasitó completamente succionando a través de las perforaciones existentes en la concha. Dos meses más tarde ese caracol continuá creciendo en el acuario de 465 litros. Es el abuelo de mis caracoles.

PD:

La observación en el acuario es fundamental y no debería limitarse a nuestros vistazos macroscópicos. Si tenéis una lupa potente os animo a investigar un poco más de cerca vuestro acuario.

Lo caracoles cuerno de carnero son excelentes carroñeros, pero si un acuario está demasiado cargado no podrán con todo. Son útiles para mantener un margen extra de seguridad en nuestros acuarios en los cuales deberémos continuar vigilando que la materia orgánica muerta, especialmente la de origen animal, dure el menor tiempo posible en el acuario.

Share

Acuarios de cría sin filtro.

El acuario de cría que puedes ver en el vídeo no tiene sistema de filtración alguno. Cada cuatro o cinco días cambio el 50% del agua del mismo, con agua de un acuario grande situado en su proximidad.

También se puede criar en acuarios con filtro usando en ese caso un prefiltro de esponja para que el filtro no absorba los alevines. Tienen el inconveniente de que absorben los infusorios y no respetan la microfauna. Por ello, para las primeras etapas de desarrollo de alevines pequeños dan mejores resultados los acuarios de cría sin filtro.

En estos acuarios es importante tener muy controlados los residuos de alimento sin consumir. Es importante no usar ningún sustrato arenoso para garantizar al máximo la limpieza del fondo que ha de ser vigilada diariamente retirando el exceso de residuos cuando haga falta.

Unos ayudantes estupendos son los caracoles cuerno de carnero ya que retiran alimentos en descomposición que podrían provocar fermentación. Reciclan estos residuos generando unas heces inocuas para el acuario y que son fáciles de eliminar por sifonado.

El Limnobium es una planta flotante que necesita iluminación intensa. Tiene unas raíces muy finas que junto a su crecimiento rápido contribuyen al equilibrio biológico. Limnobium favorece el mantenimiento de una pequeña microfauna de infusorios. Estos serán imprescindibles durante las primeras semanas cuando los alevines son muy pequeños y apenas pueden comer otra cosa.

Tal es el caso de especies como Nanostomus marginatus que veis en el vídeo. Son alevines que permanecen mucho tiempo inmóviles lo cual dificulta su visibilidad. Al acelerar el vídeo podemos ver como en realidad no paran de escudriñar el fondo, en busca de microgusanos.

A diferencia de los gusanos Grindal, que son mucho mayores, los microgusanos de la avena son unos gusanos fáciles de cultivar y realmente útiles para sacar adelante alevines que aún no tienen tamaño suficiente para aceptar artemia, pero que ya les resultan pequeños los infusorios. Algún día hablaré de ellos.

En el vídeo muestro un acuario de cría de 10 litros porque es el que dispongo. En este caso está sobredimensionado porque solo tengo seis alevines que aún son muy pequeños. El tamaño del acuario de cría debe de estar en proporción con el número de alevines para que estos no estén demasiado dispersos y aprovechen bien toda la comida.

Yo les estoy dando una única dosis de microgusanos por las mañanas y tienen para todo el día porque por la tarde aún les queda algo. Estos microgusanos son una maravilla, quitan mucho trabajo porque aunque apenas se vean, duran vivos en el acuario todo el día y lo que no se comen los alevines durante el día es pasto de los caracoles durante la noche.

En resumidas cuentas, también un acuario de cría debe de estar diseñado como un mini-ecosistema con una buena elección de habitantes  (fauna, microfauna y flora) que favorezcan su equilibrio reduciendo las necesidades de mantenimiento y aumentando la estabilidad del mismo.

Share

Caracolillos TimeLapse

Se trata de un vídeo realizado con la técnica timelapse. En el se muestra mi acuario de 60 litros con los caracolillos comiendo un trocito de pastilla para peces.

El vídeo dura menos de un minuto. En él se aprecia a algunos caracolitos cuerno de carnero y a un par de peces chupaalgas, Seweellia lineolata. Estós últimos mucho más rápidos, apenas permanecen parados en un mismo lugar una vez que huelen la comida y aparecen en el vídeo dejando estelas fugaces a su paso.

Hice dos tomas simultáneas que he combinado en un único montaje: Una es el plano general del acuario realizada con una minicámara GoPro Hero. Fue programada para disparar una foto cada dos segundos. La otra toma es un primer plano de los caracoles, realizada con la Canon EOS 5D Mark II y un objetivo macro de 100 mm. Los parámetros de exposición de esta última fueron: ISO 2500. Apertura de diafragma 20 un tiempo de exposición de 1 segundo. El intervalómetro de esta cámara fue regulado a una foto cada tres segundos.

Share