¿Tiene la humanidad frenos de emergencia?

drought-19478_1280

La contundencia de las afirmaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no ha hecho sino ir en aumento ante la inacción de los únicos que pueden hacer algo y que continúan enfocando sus objetivos no mas allá de los cuatro años vista que viene a durar una legislatura. Por ello la pelota podría no estar en el tejado de los políticos sino en el tejado de aquellos que los eligen.

Concluye el mayor estudio sobre Cambio Climático de toda la Historia: las conclusiones son dramáticas

Debemos tener muy en cuenta las consecuencias irreversibles para la humanidad a la hora de votar propuestas basadas en el uso de políticas energéticas insostenibles. Las reservas de petroleo se están agotando, pero algunos políticos no solo no han tomado conciencia de la necesidad de detener el uso de combustibles fósiles, sino que se proponen prorrogar el agotamiento de las reservas del petroleo mediante una peligrosísima explotación de combustibles bituminosos mediante técnicas de fracking altamente contaminantes.

Señalo algunas de las recientes afirmaciones de IPCC.

“La atmósfera y los océanos se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de dióxido de carbono han aumentado hasta niveles sin precedentes desde hace, por lo menos, 800 000 años”.

“Apenas tenemos tiempo antes de que sobrepasemos la ventana de oportunidad para mantener un margen razonable dentro de los 2 ºC de calentamiento. Si queremos tener posibilidades de permanecer por debajo de esos 2 ºC debemos reducir las emisiones entre un 40 y un 70% a nivel mundial entre 2010 y 2050, y disminuirlas hasta un nivel nulo o negativo en 2100”.

“Si no se toman medidas rigurosas las consecuencias para los ecosistemas y para los seres humanos serán irreversibles”.

“El problema del Cambio Climático hace ya mucho tiempo que dejó de ser un problema científico. En la actualidad y con los datos disponibles y revisados, cualquiera que niegue la peligrosa existencia del calentamiento global o está mal informado o está tergiversando los hechos y evidencias“.

 

Share

Los negacionistas del cambio climático empiezan a pagar por sus falacias

Me parece justo que los mentirosos que tantísimo daño están provocando con sus falacias y con sus falsos informes seudocientíficos paguen aunque sea algo por su infinita irresponsabilidad. La industria del petroleo está metida hasta la ceja en la compra de voluntades políticas para evitar el desarrollo de energías renovables. Google no es ajeno a este drama que se cierne sobre nuestro planeta y ha pasado a la acción.

Google deja de apoyar a un grupo escéptico con el cambio climático

Google afirma que de que las decisiones en materia política deben estar basadas en hechos y que los grupos que ponen en entredicho las investigaciones que apuntan al origen antropogénico del cambio climático están simple y llanamente mintiendo.

Los disparates magufos son constantes. El último del cual tengo noticia consiste en afirmar que las emisiones de CO2, no son la causa del calentamiento de la costa oeste de EEUU. El artículo viene en inglés y lo presentan como si fuera un descubrimiento reciente y sorprendente.

Surprising PNAS paper: CO2 emissions not the cause of U.S. West Coast warming

This study uses several independent data sources to demonstrate that …

(Este estudio utiliza varias fuentes de datos independientes para demostrar que …)

Si intentas averiguar algo más sobre las fuentes de ese estudio, tampoco obtendrás mucho más que esto: “A new study published Monday in a major research journal suggests the answer thus far, particularly in the Northwest, is: hardly any.”

No me cansaré de decir que para combatir la gran cantidad de información falaz se creó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en 1988. Con ello se deja clara la postura científica sobre estos temas, pero hay quien usa de los medios de información con una irresponsabilidad pasmosa.

Sobre el fondo del asunto de las corrientes oceánica ya lo traté en enero de 2013 (lo tienes en El deshielo polar está afectando a las corrientes oceánicas). Se trata de un tema bien conocido y muy estudiado, pero que algunos se empeñan en olvidar, redescubrir y distorsionar.

El tema del negacionismo es grave, nos roba un tiempo de reacción que no tenemos. En los últimos 200 años la población humana ha crecido de forma exponencial. Ello derivado de una serie de acontecimientos que han transformado nuestra sociedad profundamente. Yo destacaría por su impacto en el aumento de la esperanza de vida los siguientes: 1820 Era Industrial, 1880 Vacunas (Louis Pasteur), 1928 Antibióticos ( Alexander Fleming). Por desgracia el destino de las poblaciones con un crecimiento exponencial suele ser un final abrupto. En dinámica de poblaciones (una rama destacada de la biomatemática) se denomina a esto, crecimiento en jota. En nuestro caso, sería tanto como decir que nos enfrentamos a nuestra propia autoextinción por falta de sostenibilidad.

No olvido el hecho de que hay factores estabilizadores de ralentización del crecimiento en las civilizaciones más desarrolladas. Ello debido a un mayor control de la natalidad, pero el fenómeno de la inmigración que sufren estos países está aumentando. Las cifras globales de crecimiento de la población a nivel mundial en los últimos años son brutales y hemos alcanzado los 6000 millones de personas.

En cuestión de algunas décadas, está en juego la supervivencia de decenas de millones de personas, o de cientos de millones de personas, puede incluso que de miles de millones de personas. En cualquier caso, son demasiadas para ser puestas en riesgo por cretinos negacionistas del cambio climático y por sin vergüenzas poderosos.

Los informes de la ONU han dejado a un lado la diplomacia y se expresan ahora con toda crudeza.

ONU advierte del “abrumador” impacto del cambio climático.

El impacto del calentamiento global es probablemente “grave, generalizado e irreversible”, según un informe elaborado por Naciones Unidas.

Personalmente he tratado bastante el tema del cambio climático, pero también he dedicado varios artículos a tratar los aspectos del negacionismo. Ello lo hice porque estos negacionistas ofrecen la coartada a los políticos para su inacción o para su colaboración con los lobbies del petróleo. Los políticos son los únicos que pueden hacer algo para paliar el problema, y si no les presionamos, si encuentran alguna excusa, no abandonaran su cortoplacismo que se limita a maniobrar a cuatro años vista en su propio beneficio.

Opinión científica sobre el cambio climático antropogénico

Desde 2007, ninguna organización científica nacional o internacional ha mantenido una opinión en disenso. Y pocas organizaciones opinan con posiciones fuera de los comités.

La verdad es que me indina el negacionismo del cambio climático. En alguna ocasión he reaccionado escribiendo algún artículo sobre algún comentario de algún periodista desinformado.

Inconfesables razones para el negacionismo del cambio climático.

Algunos creen que es un fenómeno trivial poco estudiado y donde cualquier opinión tiene el mismo valor que cualquier otra. Creen que todo es opinable como si no existieran ya suficientes evidencias de lo que está ocurriendo.

El cambio climático se presta a que los ignorantes aporten argumentos que pese estar suntentados en hechos, ciertos pueden llevar a interpretaciones equivocadas. Son argumentos que no aportan nada y que no tienen en consideración la colosal abundancia de hechos relevantes que explican perfectamente aquellos otros echos que ellos usan para cuestionar el cambio climático androgénico.

A Carlos Martínez Gorriarán de UPyD no se le ocurrió otra cosa que proponer regular el Fracking, como si esa barbaridad tóxica pudiera ser algo admisible, pero otras veces no se trata de un famoso periodista, o de un político equivocado opinando en Twitter, sino de una noticia en un importante medio de comunicación.

Negacionismo del cambio climático en la BBC.

La BBC esta noticia (El cambio climático: ¿víctima de la mala propaganda?) y ha llegado a afirmar que :

A pesar de estar presente en la agenda política internacional desde hace más de 20 años, cada vez son más los que piensan que al hablar de calentamiento global, nos están vendiendo gato por liebre.

Pasma la abundancia de necios que dan créditos a esos señores que hablan con un respaldo muy fuerte, pero que tirando del hilo te das cuenta de que no es un respaldo científico imparcial. Es el veneno del lobby el que está detrás, y los necios, que son legión, los que compran esa mercancía envenenada para hacerla llegar a cuantas más personas mejor.

Se trata de la lucha por la supervivencia de una todo poderosa industria petrolífera frente al interés general de toda la humanidad,  pero afortunadamente existe una organización que merece una gran credibilidad.

El IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), es una organización internacional, constituida a petición de los gobiernos miembros. Fue establecida en 1988 por la ONU. Miles de científicos y expertos contribuyen de modo voluntario, sin recibir ningún tipo de pago del IPCC escribiendo y revisando informes, que son a su vez revisados por representantes de todos los gobiernos, siendo un “Resumen para Políticos” desarrollado a partir de estos informes, sujeto a una aprobación línea a línea por todos los gobiernos participantes.

Su último informe es este: Climate Change 2013: The Physical Science Basis

Share

¿Cómo afectará el cambio climático en España?

¿Tremendo y demoledor?

En mi opinión, así podría calificarse el informe del IPCC de la ONU respecto a España. Merece la pena leer este informe pese a no ser un plato de gusto.

El cambio climático disparará las temperaturas máximas en España hasta los 55 grados
El informe del IPCC de la ONU prevé un aumento de entre 5 y 8 grados en las máximas a finales de siglo y la reducción de las lluvias.

Pero ¿Quien afirma esto, y que credibilidad tiene?: 

El International Panel of Climate Change (IPCC) es un grupo intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Su función no es realizar investigaciones propias, sino dotarse de los mejores expertos en este tema y poner un poco de orden dentro de la abundante cantidad de información generada hasta ahora pa analizar la abundante literatura científica y técnica publicada por sus homólogos científicos.

Su principal objetivo por tanto es separar la información fiable de la que no lo es y plasmar unas conclusiones claras en sus informes. Para ello el sistema de trabajo hace énfasis en su estudio de forma exhaustiva, objetiva, abierta y transparente.  Se ha intentado por todos los medios realizar uno de los informes más incontrovertibles sobre este tema.

Para precisar más se puede acudir a este enlace. ¿Quién es quién en el IPCC?

Por desgracia el negacionismo impulsado por la industria de los combustibles fósiles, cala con demasiada fuerza en unos políticos miopes que tienen tendencia en medirlo todo en términos de rentabilidad económica a muy corto plazo.

En España se está intentando promover el fracking desde algunos partidos como UPyD. Se trata de una técnica muy contaminante para la explotación del esquisto de la que ya hemos hablado aquí.

En Canarias hay planes para la explotaxicion de petroleo en yacimientos submarinos que podrían en grave riesgo de  impacto ambiental y turístico -principal actividad de estas dos islas-.

También en España a la vez que se hace esto, se está perjudicando gravemente el desarrollo de las energías renovables con medidas incomprensiblemente injustas que están creando inseguridad jurídica en el sector de la renovables y que desmoraliza a los inversores en estas tecnologías. Con la excusa de los recortes, las empresas que actúan con contratos a largo plazo, se han dado cuenta de que lo que se había “gravado en piedra” está roto. No en vano, nuestro presidente, el señor Rajoy es un negacionista contumaz del cambio climático.

Me estoy refiriendo a España porque es donde vivo pero en todo occidente estamos siendo víctimas de una castaza política que ha caído en manos de los intereses del gran capital y que nos está empujando a un negro abismo de insostenibilidad.

El IPCC acaba de dibujar un furo tremendo, pero la ciudadanía en todo occidente permanece arreactiva. Estamos inmersos en el síndrome de la rana hervida.

 PD:

5º Informe sobre Cambio Climático de IPCC. Las Bases de la Ciencia Física

Share

30 meses para salvar el mundo

30 meses para salvar el mundo
30 meses para salvar el mundo

30 meses para salvar el mundo

Querida comunidad de Avaaz,

Este es quizás el correo más importante que les he escrito. Científicos han descubierto que inmensas áreas del hielo del océano Ártico están desapareciendo — acelerando la destrucción de nuestro planeta. Es un momento crítico para el clima, pero aún podemos frenar esta catástrofe si actuamos juntos y ahora. Tenemos 30 meses hasta que arranque la cumbre climática más importante de nuestro tiempo. Para lograr una victoria, tenemos que ponernos manos a la obra ya. Comprométete abajo con una donación que nos ayude a conseguir nuestro objetivo:

Este es quizás el correo más importante que les he escrito en mi vida. Julienne Stroeve, una científica que lleva estudiando el océano Ártico durante décadas, viaja todos los veranos al Polo Norte para medir el avance del deshielo. A pesar de que sabe que el cambio climático está derritiendo el hielo a toda velocidad, en su último viaje quedó estupefacta: vastas zonas de hielo Ártico han desaparecido — superando los peores pronósticos.

Es justo lo que nos han advertido los expertos. A medida que la tierra se calienta, genera “puntos de inflexión” que aceleran el calentamiento de forma descontrolada. Con las subidas de temperatura, se derrite el hielo del océano Ártico, destruyendo el gigantesco “espejo blanco” que devuelve parte del calor hacia el espacio mediante su reflejo. Esto lleva a un mayor calentamiento del océano, que a su vez derrite más hielo, y así sucesivamente hacia un espiral desenfrenada. En lo que va del año, la temperatura, las tormentas… todo parece trastornado.

PODEMOS parar este proceso si actuamos juntos y con urgencia. Ante esta pesadilla para nuestra supervivencia, tenemos la oportunidad de luchar por un mejor futuro para nuestros hijos, hijas y nietos: un mundo más verde, más limpio y en sintonía con la tierra que nos ha dado la vida.

Nos quedan 30 meses hasta la Cumbre de París, reunión en la que jefes de gobierno decidirán el destino de nuestros esfuerzos para combatir el cambio climático. Parece mucho tiempo, pero no lo es. Son 30 meses para conseguir que los líderes adecuados lleguen al poder, acudan a esa cita, reciban de los ciudadanos un claro plan de acción y podamos obligarles a rendirnos cuentas. Somos nosotros, contra las grandes petroleras, los cínicos y los pesimistas. Podemos ganar, debemos hacerlo, pero para conseguirlo hay que empezar ya, recogiendo muchas donaciones de unos cuantos euros o dólares por semana, de aquí hasta la Cumbre. Solo haremos efectivas las donaciones si conseguimos nuestra meta. Por el mundo que todos soñamos, hagámoslo realidad:

https://secure.avaaz.org/es/30_months_loc/?bpHtdab&v=26088

El pesimismo ante el cambio climático es inútil y paralizante. El tiempo se acaba, es verdad, pero está absolutamente en nuestras manos frenar esta catástrofe dirigiendo nuestras economías (dependientes del petróleo y el carbón), hacia otras fuentes de energía. Este cambio nos unirá como nunca antes, generando un compromiso profundo y una red de cooperación para proteger nuestro planeta. Es una hermosa posibilidad y el tipo de futuro que Avaaz quiere impulsar a toda costa.

Afrontar este problema va a requerir cabeza, corazón y altísimas dosis de esperanza. Este es el plan:

1. Entrar en política: eligiendo líderes verdes

     — Cinco países clave tienen elecciones en los próximos 30 meses. Asegurémonos de que ganen las personas adecuadas, y reciban el mandato correcto. Avaaz es una de las pocas organizaciones de activismo global que puede involucrarse políticamente. Y dado que esta batalla se decidirá en la arena política, en algún punto nos tendremos que enfrentar a las petroleras para que los políticos nos escuchen.

2. Convertir a Hollande en un héroe contra el cambio climático

     — El presidente francés jugará un papel crucial como anfitrión de la cumbre de París. Tenemos que utilizar todas las tácticas disponibles y explorar todos los caminos — sus amigos más íntimos, su familia, su bagaje político, sus asesores — para convertirle en el héroe que necesitamos para que el encuentro sea un éxito.

3. Ir un paso más allá

     — La dimensión de la crisis exige que vayamos más allá de las técnicas de campaña convencionales. Llegó la hora de articular acciones no violentas, fuertes y directas que capturen la imaginación, transmitan la urgencia del momento e inspiren a la gente a actuar. Hay que abordar este desafío con mentalidad ‘Occupy’ el Ártico.

4. Denunciar a los saboteadores

     — Multimillonarios como los hermanos Koch de EE.UU. y sus compañías petroleras son los mayores boicoteadores del cambio climático. Financian ciencia basura para confundirnos y gastan millones en publicidad engañosa, mientras compran sistemáticamente a los políticos. Tenemos que denunciar y contrarrestar sus terribles e irresponsables acciones con periodismo investigativo y mucho más.

5. Definir el acuerdo

     — 195 gobiernos en una habitación pueden resultar inútiles incluso ante una catástrofe planetaria. Tenemos que invertir en asesoría política de primera calidad para desarrollar estrategias ingeniosas con mecanismos y compromisos meticulosos para que, cuando llegue la cumbre, una masa crítica de líderes ya esté apoyando gran parte del acuerdo y nadie pueda afirmar que no existen buenas soluciones.

Necesitamos decenas de miles de pequeñas donaciones para lanzar este plan cuanto antes. No importa la cantidad que puedas donar, lo que importa es elegir creer y actuar:

https://secure.avaaz.org/es/30_months_loc/?bpHtdab&v=26088

En la última gran cumbre sobre el clima en Copenhague en 2009, jugamos un papel fundamental apoyando candidaturas verdes en Alemania y Japón, cambiando la posición de Brasil, y ayudando a conseguir un importante acuerdo global sobre financiación para que los países más ricos ayuden a los países con menos recursos con cien mil millones de dólares al año para enfrentar el cambio climático. En ese entonces, Avaaz éramos tres millones de personas. Después de Copenhague, pensamos que teníamos que ser mucho más grandes para afrontar el reto que supone el cambio climático. Ahora somos 23 millones y crecemos a un ritmo de un millón de personas al mes.

El cambio climático es el máximo desafío a nivel global que requiere acción colectiva y cooperación intergubernamental. Y Avaaz es esa solución de acción colectiva, con millones de personas unidas con una visión común a través de todas las naciones. Éste es nuestro momento para construir un mundo para nuestros hijos cuya belleza coincida con la de nuestros sueños. Pongámonos en marcha.

Con esperanza y agradecimiento por esta increíble comunidad,

Ricken y todo el equipo de Avaaz.

Más información:

 

Share