Necesidades lumínicas de las plantas de acuario y tipos de iluminación.

Una de las preguntas que con más frecuencia aparece en los foros de acuariofilia es “Cuantos watios de luz se decesita por cada litro de agua en un acuario?” o también con un poco más de  lógica esta otra  “Cuantos lúmenes de luz se decesita por cada litro de agua en un acuario?”

No es de extrañar que cuando intentamos obtener información sobre las cantidad de luz para un acuario y el tipo de iluminación que interesa poner, surjan debates interminables en los cuales difícilmente se llega a un consenso porque no es un tema sencillo. Influyen poderosamente un montón de factores. Intentaré aportar mi granito de arena a este espinoso tema.

Uno de los debates se centra sobre el tipo de iluminación. Los tipos de iluminación más usados últimamente en acuariofilia de agua dulce son la iluminación fluorescente y el tipo de iluminación LED que es una tecnología más reciente. Por esta razón también es la peor comprendida ya que intervienen una considerable cantidad de características técnicas muy relevantes para la acuariofilia en los diferentes tipos de LEDs.

El factor económico:
De forma muy concisa podríamos empezar diciendo que los diodos LEDs para iluminación es una tecnología aún cara pero en claro auge.

En acuariofilia la eficiencia es un factor especialmente importante porque usamos un sistema de iluminación que estará encendido muchas horas al cabo del año.

Además en el caso del tubo fluorescente no solo la eficiencia influirá en nuestra economía ya que estos tubos han de ser cambiado al cabo de un año. Esto es así porque van perdiendo eficiencia gradualmente. La eficiencia de un tubo fluorescente nuevo es tan alta en la primera semana que puede dañar a las plantas. Por ese motivo no se recomienda cambiar todos los tubos a la vez. Con un fotoperiodo de 10 horas estaríamos hablando de 3.650 horas mientras que en un LED hablamos por regla general varias decenas de miles de horas. Dependiendo de su calidad puede oscilar mucho entre 20.000 y 80.000 horas.

El calor que genera un sistema de iluminación poco eficiente tiene especial repercusión en verano porque en caso de necesitar ser combatido mediante climatización, aumentará aún más el consumo eléctrico del hogar y pondrá en riesgo la temperatura óptima de nuestro acuario.

Lo único que puedo decir, es que yo si tengo claro que aquellos LEDs que tienen buena eficiencia energética (no es el caso de todos los LEDs) son muy interesantes a medio y largo plazo para la acuariofilia ya que el sobrecoste en relación a los tubos fluorescentes se amortiza en un par de años que es el tiempo mínimo de duración de un sistema de iluminación LED de muy baja calidad.

He de advertir que esto ha sido así hasta ahora aunque ignoro como repercutirá el cambio de tarifas que se anuncia porque entre otras cosas se propone una tarifa plana, lo cual es una barbaridad que servirá para que pocos se preocupen por ahorrar energía con un efecto nefasto en las emisiones de CO2.

Es muy importante para la durabilidad de los LEDs el diseño del conjunto de la luminaria. (LEDs + Pantalla + sistemas de refrigeración). La mayoría de los LED trabajando entre 50°C y 60°C duran unas 30.000 a 50.000 horas (7~11 años), pero a más de 70°C la esperanza de vida podría reducirse considerablemente y  a más de 80°C se funden.

La toxicidad del mercurio presente en tubos fluorescentes:

Los tubos fluorescentes y las bombillas de bajo consumo contienen gases de mercurio muy tóxico. Es sabido que existen medios de reciclado, pero la gestión de esas recogidas deja mucho que desear. Lo cierto es que el consumo de iluminación fluorescente está cada vez más cuestionado por su nefasto impacto medioambiental.

Cuando los tubos fluorescentes se rompen dentro de una casa, las bombillas de vapor de mercurio pueden emitir suficientes vapores para presentar problemas de salud y la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU recomienda evacuar y ventilar la habitación durante al menos 15 minutos después de romper una bombilla de luz fluorescente.

El mercurio en dosis pequeñas es extremadamente tóxico, pero en dosis aún más pequeñas se puede acumular en el organismo y tener efectos a muy largo plazo en el desarrollo de una serie de enfermedades degenerativas de difícil diagnóstico.

El mercurio es un material peligroso que tiene efectos bioacumulativos en toda la cadena trófica y que puede terminar siendo consumido por el hombre. En especial los pescados azules (atún, pez espada y emperador) acumulan tal cantidad de mercurio que se recomienda no abusar de su consumo.

La eficiencia en distintos tipos de iluminación:
La eficiencia (rendimiento luminoso) de los LEDs es generalmente mayor que la de los tubos fluorescentes pero varía muchísimo dependiendo de la calidad del LED.

Lámpara incandescente: 10 a 15 lúmenes/W
Lámpara fluorescente: 60 a 95 lúmenes/W
Lámpara halógena: 15 a 25 lúmenes/W
Lámpara LED: 15 a 130 lúmenes/W

Muchos LEDs dan más lumens por watio y además los lumens de los LEDs son un poco más efectivos porque se orientan la luz mejor en dirección al acuario aprovechándola mucho mejor.

Factores del acuario:
Influyen muchos factores en las necesidades de la iluminación que rara vez se tienen en cuenta. Una de las cosas que más influye es la profundidad del acuario porque cerca de la superficie el agua hay mucha más luz y va disminuyendo rápidamente con la profundidad. Por ello la altura del acuario es muy importante.

No hablamos solo de la perdida de luz en el agua, sino su intensidad es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre el foco de luz y el objeto que ilumina.

En los 10 primeros centímetros del acuario se pierde nada menos que el 50% de la luminosidad, a los 20 centímetros solo llega el 25% de la luz, a los 30 centímetros el 12% y a los 40 centímetros llega escasamente el 6% de la luz. Esto sería para un agua muy limpia y transparente pero con agua un pelín oscurecida ,sería mucho peor. esto suele ocurrir por  ejemplo por el uso de turba o troncos que suelten taninos en el agua.

A modo orientativo:
He visto que en algunos sitios recomiendan en función del tipo de plantas y del tipo de iluminación lo siguiente.

Fluorescencia:
Baja: 30 lúmenes por litro
Media: 50 lúmenes por litro
Alta: 70 lúmenes por litro
Muy alta: 100 lúmenes litro

Leds:
Baja: 15 lúmenes por litro
Media: 20 lúmenes por litro
Alta: 35 lúmenes por litro
Muy Alta: 50 lúmenes litro

Para un acuario densamente plantado y con plantas tapizantes, suele ser necesaria una iluminación media – alta.

Necesidades orientativas para algunos grupos de plantas:

Muy baja
Cyptocorine
Vesicularia

Baja
Acorus
Anubias
Aponogeton
Bacopa
Echinodorus
Nymphoides

Media
Ceratophylum
Egeria
Hygrophila
Lemna
Ludwigia
Riccia
Sagitaria
Heterantera
limnophila

Media-alta
Didiplis
Egeria
Hydrocotyle
Miriophilum
Nuphar
Pistia
Salvinia
Vallisneria

Alta
Alternathera
Lilaeopsis

Muy alta
Nymphae
Piluaria

Para finalizar:

Este artículo no pretendía tratar todos los tipos de iluminación. Me he centrado solo en dos tipos. Recomiendo leer un estupendo post  sobre este tema publicado en el foro de Acuariofilia Madrid. Como iluminar un acuario plantado

Share

Una visita a Coralreef.

Es una tienda en Madrid especializada en acuario marino. Aproveché que tenía que comprar liquido tampón a PH 4.o y a PH7.0 para calibrar mi sonda de PH, para hacer un poquito de vídeo.

Llaman la atención los acuarios que están rebosando agua continuamente. No solo hacen muy bonito sino que es una forma de multiplicar la superficie del agua en contacto con el aire.

Ya tuve hace bastantes años experiencia con la acuariofilia marina. La suficiente como para saber que el mantenimiento de un acuario marino da bastante más trabajo que uno de agua dulce, pero son tentadores. La estética de un acuario de arrecife de coral es una maravilla.

Share